Dolly Wink. Mi Eyeliner favorito from Sasa.com


Buenos días preciosuras!



Entre clase, estudio y trabajo, he logrado sacar un huequecito para haceros la reseña de uno de mis productos faroritos para ojos: el Eyeliner Dolly Wink.

He de reconocer que soy una gran fan de los delineados, probablemente lo hayáis notado en las fotos de mis looks. Por eso para mí es importante tener un delineador que sea justo como a mía me gusta. Y con este, la verdad es que no puedo estar más satisfecha. Estamos hablando de un producto de origen asiático. Yo lo adquirí en la tienda on-line Sasa.com.

Aquí os lo enseño en el envase que trae al comprarlo, como véis es una auténtica cucada, como viene siendo usual en la cosmética asiática.


Aunque el 90% de las cosas que ponen me resultan totalmente ilegibles xD


Este es el producto en cuestión. Como veis el delineador tiene una punta extremadamente fina. Yo recomiendo tenerlo boca abajo, y agitarlo un poquito antes de usarlo. La única pega que yo le pondría a este producto es que si lo tenemos abierto un ratito sin usarlo la punta se seca y deja de pintar. Para solucionarlo hay que agitarlo de nuevo y humedecer la punta si es posible.



Como podéis observar en esta foto, la punta no es de fieltro, sino de pelitos, por lo que más que un rotulador, podríamos considerar que es un pincel. Esto le da precisión y, sobre todo nos permite trazar líneas todo lo finas que queramos. No es resistente al agua no obstante aguanta un montón, incluso en la zona del lagrimal, y por ello, además, se desmaquilla fenomenal. Eso es lo que me gusta de él frente a los gel liners waterproof tipo Essence, que también me gusta mucho pero cuesta un montón desmaquillarlo.


Aquí os enseño algunas muestras de su trazo. El tono que yo tengo es el Deep Black, y también lo hay en marrón. Además, en vez de delineador líquido, lo queréis en formato lápiz, también lo tienen en ambos colores. Los líquidos tienen un precio de 17,30$ y los lápices de 13$. He de decir que estos precios me han parecido elevados, porque creo que cuando yo lo compré, hace un año más o menos, me costó unos 12 dólares.

La conclusión, es que este producto a mí me encanta, lo volvería a comprar con los ojos cerrados, aunque si os soy sincera, la subida de precio me ha dejado un poco chafada. Sin embargo, como os decía, llevo con él desde el verano pasado y sigue haciéndome unos delineados increíbles habiéndole dado mucha mucha caña (incluso lo usaba en clase cuando he estado en la academia).

Espero que os haya gustado esta reseña y si conocéis alguno que creáis que me puede dar un resultado similar me lo dejéis en comentarios.

¿ Conocíais este producto?
¿Cuál es vuestro eyeliner favorito?

Un besazo enorme!