Esdor Vid Sublime, Aceite de Fruta de la Pasión y Uva

Aceites, aceites... esos que daban tanto miedo, pero que con el paso del tiempo se van convirtiendo en nuestros mejores aliados... Será que ese tiempo ha pasado en nuestra piel, haciendo que ésta cada vez los reciba con más entusiasmo, pero también dando lugar a que la investigación y el desarrollo los hagan cada vez más aptos para el uso cosmético, verdad? Si es que al final va a ser verdad eso de que el tiempo es sabio...


Llevo ya alrededor de un año y medio utilizando aceites faciales, tanto aceites limpiadores, como aceites hidratantes. Hoy os quiero hablar de uno de los que más me ha gustado y sorprendido, es el Aceite de Fruta de la Pasión y Uva de la marca española ESDOR.

Este aceite está incluído dentro de su colección Vid Sublime (en esta entrada os hablé de algunos de su productos de limpieza) gama en la podemos encontrar además de éste, otros dos aceites para distintos tipos de piel: el de Arroz y Uva que se caracteriza por ser equilibrante y purificante, especialmente diseñado para pieles mixtas/grasas, y el de Camelia y Uva, con propiedades regeneradoras y calmantes, específico para pieles secas y/o sensibles.

El que yo tengo es el Aceite de Fruta de la Pasión y Uva indicado para prevenir la deshidratación de la piel y prevenir las primeras líneas de expresión.



Como ya sabemos, la marca ESDOR se caracteriza por utilizar como ingrediente estrella en sus productos cosméticos principios activos que provienen de uva de la denominación de origen Ribera de Duero, especialmente los polifenoles, de alto poder antioxidante, y el aceite de pepita de uva. Además, sus listados de ingredientes siempre son muy cortos y limpios, un 10 en formulación.

En concreto este aceite del que os hablo hoy tiene un 99.9% de ingredientes naturales. Aquí os dejo su mini lista de ingredientes: Aceites de Fruta de la Pasión, Avellana, Jojoba, Caléndula, y Uva. Con Aceites Esenciales de Incienso y Mandarina. El packaging, bote de cristal con gotero, es perfecto para que la calidad del producto se mantenga intacta. Sé que el plástico pesa menos, pero hay que tener en cuenta que es mucho más fácilmente corrompible.


Sin embargo, como todas sabemos, al final del camino, lo más importante son los resultados sobre la piel, no es cierto? Pues bien, mi experiencia, teniendo en cuenta que mi piel es normal/mixta, ha sido muy positiva con este producto.

Estuve dudando de si el aceite de Camelia y Uva no sería más indicado para mí porque mi piel es bastante sensible. Sin embargo, ya que a veces me suelen salir brillos durante el día, no quise optar por el más hidratante de los tres. Lo cierto es que no he tenido ningún problema de sensibilidad. Este aceite se puede usar como último paso de tratamiento tanto de noche como de día (aunque no se recomienda aplicarlo antes de una exposición al sol prolongada, qué nos freímos la piel, eh?). Yo lo llevo utilizando alrededor de tres meses, unas dos o tres veces por semana, principalmente en mi rutina nocturna. La sensación en la piel es muy agradable y el aroma de incienso y mandarina son muy relajantes, ya que además tiene propiedades de aromaterapia. Sin duda, me ha ayudado a mantener mi piel hidratada, ya que otros años he tenido algo de descamación en las mejillas, especialmente con el viento de esta ciudad, y este año he mantenido la piel... ON POINT!



Yo no he utilizado este producto como tratamiento hidratante de día. Me parece que aunque se absorbe bastante bien en la piel, no me iba a resultar cómodo como para aplicar una capa completa antes del maquillaje. Sin embargo, decidí probar con él, una tendencia que se está poniendo bastante de moda (yo se lo oí por primera vez en snapchat a @makeupzone) que es utilizar unas gotitas de aceite facial como preparador, o directamente mezclarlas con algunas bases de maquillaje que sean demasiado densas para darles un toque más luminoso. El resultado así me ha gustado bastante, especialmente con la base Nude Ilusion de Catrice que es la base más densa que tengo. Sí que noté que tuve que matificar la zona T un poquito más durante el día, pero el resultado general del rostro quedaba precioso. Os dejo un link a esta entrada, donde lo llevaba aplicado de esta manera para que podáis ver el efecto.

El único puntito negativo que podría darle a este producto es que se absorbe un pelín más despacio que algún otro aceite que he probado, pero todo lo demás que he descrito lo sitúa sin duda como uno de los más recomendados. Yo le daría una nota de un 9.5/10.

Su precio en la web de ESDOR es de 45.50€, lo podéis encontrar allí y en farmacias.

Espero que os haya gustado esta reseña. Decidme si os apetece que os hable un poquito de mis rutinas de tratamiento.

Por cierto, estad atentas que se aproximan días felices de aniversarios y sorteítos!

No digo más que ya lo he dicho todo. Un abrazo!

9 comentarios :

  1. Tomo nota de él: me encantan los aceites y tengo muchas ganas de probar Esdor.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Llevo utilizándolo desde hace un mes y estoy encantada. Mi piel es seca y madura, solo lo uso de forma generosa como tratamiento de noche y he notado que se mis "líneas de expresión" se han suavizado bastante. Además del este aceite he añadido a mi rutina la crema de día y aunque es pronto para opinar, me está gustando.
    Saludos desde mitad del Atlántico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a mí me han gustado mucho todos los productos que he probado de esta marca. Además que me da mucha confianza :)

      Eliminar
  3. Me encanta! Lo llevo utilizando unos meses y me parece una pasada, no paró de recomendarlo a todo el mundo! :)

    ResponderEliminar
  4. Me encanta,es muy bueno!Y como no,me gusta que nos cuentes cosas de tu rutina de tmto.Un abrazo!!😃

    ResponderEliminar
  5. Que sea un producto natural es lo que me llama a probarlo, gracias por la reseña

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por dejame tu opinión :)