De deseos o cosas bonitas...

Cuando uno cree que se va desprendiendo de su yo antojadizo que lo quiere todo, al mirar atrás siente que las cosas que antes quería con desesperación ahora carecen un poco de sentido. Sin embargo, probablemente no hay más sentido que el que le damos a cada cosa en cada momento, porque los sentimientos no tienen un ser absoluto... son sentimientos, siempre relativos... Por ello son diferentes en cada persona, pero también son diferentes en las etapas de nuestra vida. No juzguen a los demás, pero tampoco juzguen a sus "yo" del pasado... Especialmente si no quieren ser juzgados por el que vendrá detrás...

Ahora mismo, mi lista de deseos tiene un poco de todo. Ni siquiera son cosas que tenga intención de comprarme, simplemente son cosas que me encantan, que sé que existen y que quiero compartir con vosotros. Aunque si algún día acabo teniendo alguna de ellas será super molongui ¡Claro está!

Cosas bonitas

Hace ya unos meses que descubrí a la ilustradora Esther Gili, gracias a Instagram (y a @mycompulsion que me la recomendó), y la verdad es que estoy enamorada de sus dibujos. Sus acuarelas son una pasada de bonitas, y la verdad es que me encantaría tener alguna. Este pasado mes de septiembre hizo un reto que consistió en pintar 30 acuarelas, más o menos una al día. Si pasáis por su perfil de Instagram @esthergili podéis verlas todas. Los originales se vendieron, pero imprimirá tiradas limitadas de láminas, de algunas de ellas.


Hola desde el otro lado :)

Hola desde el otro lado.

El otro lado del atlántico, el otro lado de la pantalla, el otro lado de la vida.

Han sido muchos meses los que han pasado sin que me dejase ver mucho por aquí. Ha sido tiempo de inseguridades y afianzamientos, de prisas y esperas, de adaptación y amoldamiento, de planes B puestos en standby. Pero sobre todo de superación y de crecimiento personal. 

Playa de Brighton, Inglaterra

Este blog, mi espacio, nació en verano de 2011. El pasado mes de julio cumplió 7 años, que se dice pronto. En él he compartido muchas cosas y por él he tenido muchos sentimientos. Ha habido sin duda temporadas en las que fue pura diversión y otras en las que escribir y publicar se convirtió en una responsabilidad (para conmigo misma), pero siempre siendo fiel a quién era yo, mis intereses y mi forma de expresar. 

Durante estas últimas semanas he estado reflexionando en como me apetecía mucho volver a escribir pero no necesariamente a cerca de los mismos temas. Ha llegado un momento en el que mi atención es menos exclusiva con el tema de la cosmética y la belleza y aunque por supuesto no he dejado de ser una beauty-freak, hay muchas otras cosas por las que tengo interés. Además de la diversidad de temas, también ha cambiado bastante el tipo de enfoque con el que me acerco a las cosas. Sé que desde hace un par de años para acá se ha puesto muy de moda el minimalismo. Yo no me considero minimalista, me gusta tener cosas, especialmente cosas bonitas, ya que creo que es humano tener apego y sentimientos por cosas materiales. Sin embargo, creo que sí podría decir que me gusta vivir las cosas de un modo algo más simple, y sí comulgo cada vez más con el "antiacumulismo" y el no consumir por consumir. Pero, por ejemplo, esto es algo de lo que me encantaría hablar en una futura entrada.

Masca, Tenerife, España

Es por esto que a día de hoy compro poquísimo maquillaje y tengo como misión reducir el número de productos que hay en el armario de mi baño hasta que sólo haya uno de cada. No voy a minimizar mis rutinas, o dejar de usar las cosas que me gustan, pero me niego a tener 4 geles de baño en cola de espera para ser usados. Para mí, a día de hoy es un sin sentido, y ya no me produce ninguna satisfacción, al contrario, me agobia. Os prometo que el día en el que conseguí acabar todos mis limpiadores faciales hasta quedarme con solamente el que tenía en uso, sentí una gran felicidad. Pero bueno, no pretendo que todo el mundo piense ni sienta igual que yo, para eso estamos en el mundo, para opinar diferente y enriquecernos unos a otros.

No empecé este post para dar explicaciones ya que pensar en hacerlo me agobiaba un poco. Cuando un día hablaba de esto con mi chico él me dijo "es tu blog, en él puedes hablar de lo que quieras, no le debes nada a nadie". Sin embargo, sé que mis lectores estabáis acostumbrados a un tipo de contenido y eso probablemente cambiará un poquito. Todos sois libres de iros o quedaros según os apetezca; no obstante creo que partiendo de un interés común, el resto de temas pueden interesarnos más o menos a todos. Me encantará compartir con vosotros cosas bonitas, series o pelis que me han gustado, reflexiones, mis favoritos, mis deseados, alguna receta... un poco aquí y de allá, sin olvidarnos por supuesto de la cosmética y el maquillaje, pero sin presiones ni ataduras, ya que esto está para disfrutar.

Bath, Inglaterra
Espero que os quedéis conmigo y que compartáis, debatáis y me nos demos ideas unos a otros. Los próximos post que tengo pensado publicar son una Whistlist y una entrada de Favoritos ¿qué os parece? creo que con esos post os haréis un poco a la idea de que me ronda últimamente por esta cabecita loca.

Un beso muy fuerte y mil gracias por seguir ahí.

Se os quiere.

Marina.